La cooperativa Quesería Pampas inauguró el primer dispensador de leche fresca que además ofrece la ventaja ecológica de prescindir de envases de plástico u otros materiales, toda vez que los consumidores acuden con sus propios recipientes.

“Del campo a la mesa” forma parte de una batería de proyectos - de la Subsecretaría de Autosuficiencia Alimentaria- para apoyar el desarrollo sustentable, saludable y eficiente de la producción de leche, insertos en la búsqueda de autosuficiencia nacional de este alimento.

/cms/uploads/image/file/592519/leche.jpg

Estos proyectos buscan el mejoramiento económico de los pequeños y medianos productores de leche del país propiciando el acercamiento directo con los consumidores, lo que permite ofrecer productos a precios redituables para el productor y accesibles para el comprador, sumado a que se fomentan el consumo de leche natural y sus derivados.

Los dispensadores de leche se fabrican con diseños que ha facilitado la Secretaría de Agricultura con lo que se aspira a que la experiencia sea exitosa y se replique en manos de otros pequeños y medianos empresarios lecheros, ya que cuentan con la ventaja de que la población consumidora tiene la total seguridad de que la leche adquirida en los dispensadores es cien por ciento de vaca, mientras que diversas presentaciones comerciales de este alimento están adulteradas con grasa vegetal.

/cms/uploads/image/file/592520/5e996514f272d.jpeg

El dispensador inaugurado en Chihuahua cuenta con componentes de grado alimenticio y su sistema de entrega de leche se enjuaga y desinfecta cada vez que sirve leche, y también cada vez que se vacía la leche que no fue vendida. Además de que cada semana debe lavarse el tanque frío y todo el sistema de la máquina.

El mantener una higiene y mantenimiento estrictos y rigurosos, además de necesarios e indispensables, es porque la leche es un producto delicado en su trato y debe mantenerse fría y limpia para evitar el desarrollo de microorganismos. El dispensador despacha el lácteo con una temperatura de cuatro a seis grados centígrados.