Por una reorientación radical del presupuesto rural 2009 (O la insoportable inutilidad del presupuesto para el campo)